miércoles, 30 de mayo de 2012

El perfil profesional del intérprete (de lengua de signos)

Aunque la mayoría de las características que un profesional debe cumplir son comunes para muchas profesiones, nuestro trabajo es bastante particular, ya que nunca sabemos dónde nos vamos a ver y en que situaciones. 
Al final, si nos paramos a pensar y usamos el sentido común, damos con los requisitos que debemos contar como ILS, pero no está de más reflexionar sobre ellos de vez en cuando.
A modo de resumen, quiero compartir una reflexión sobre lo que dice la teoría de nosotros.


 Características personales del ILS

Flexibilidad

La flexibilidad, en nuestro caso,  se define como la capacidad para adaptarse a distintas situaciones y contextos culturales y lingüísticos. 
Por una parte, como intérpretes, nos podemos ver en un sinfín de situaciones y debemos trabajar con un montón de temas, con lo cual, debemos ser flexibles y adaptarnos a cada contexto. Por otra parte, la variedad lingüística de la lengua de signos (por zonas geográficas, edades, niveles culturales), la situación personal y/o forma de comunicación de cada persona sorda, hace que a veces tengamos que improvisar, quizá vamos como intérprete de lengua de signos y tenemos que acabar escribiendo en un papel o vocalizando para que la persona sorda pueda hacer lectura labial.
Pero claro, flexibilidad no quiere decir "valecualquiercosa". Tenemos que actuar con sentido común y no pasar de unos límites.

Autocontrol

El intérprete requiere mucha templanza en la situación de interpretación. 
La interpretación es un terreno complicado, al que generalmente nos enfrentamos con nervios y respeto, pero además, a veces nos toca interpretar situaciones más complicadas o especialmente delicadas, que pueden acabar con nuestro estado de calma.
Un pequeño truco para que esto no pase es pensar que si esa situación que estamos interpretando es delicada o difícil para nosotros, para las personas que "verdaderamente" participan en el acto de comunicación lo es más, por lo tanto, no podemos añadir dificultades a la situación, sino controlar nuestras emociones, en medida de lo posible.
En resumen, el intérprete debe tratar de no perder los papeles y tiene que estar preparado para que la tensión y los imprevistos no le bloqueen en la interpretación.

Distancia profesional

El intérprete no debe implicarse emocional y afectivamente en la situación de interpretación, pero tampoco mostrarse frío y distante.

No debe involucrarse aunque la situación le parezca dolorosa o injusta, si no mantenerse al margen. Su papel es el de un mero transmisor de la información, no tiene que solucionar problemas a nadie, sólo traducir de forma exacta. 
Suele ser algo complicado, es verdad, pero nuestro trabajo es así. El otro día leí esta interesante entrada al respecto en el blog de Idiomaticamente.


Discrección

El intérprete debe tener claras sus funciones y limitaciones y tratar de ser lo más invisible posible. Su presencia es algo accidental en ese encuentro comunicativo, es un mero transmisor de la información. 
Debe dar la sensación de que la persona sorda y la persona oyente se están comunicando directamente, como si no hubiera un intérprete. El intérprete nunca es protagonista del encuentro comunicativo.
O como solemos decir... El intérprete tiene que ser invisible (o lo más invisible posible).



Respeto

El intérprete, como profesional que es, debe tener en cuenta la dignidad personal de cada participante en el acto de comunicación y debe respetar a todas las personas y opiniones.
También debe hacerse respetar.


Características intelectuales
Concentración

Dado que la actividad que realizamos como intérpretes requiere un gran nivel de concentración, tenemos que ser capaces de que las interferencias de la comunicación no nos afecten y de mantener la atención de forma constante.
Un despiste podría hacer que perdamos información importante, lo cual es un error de omisión.

Memoria

Un intérprete debe tener buena memoria a corto plazo, para recordar la máxima información el tiempo necesario para interpretarla, y buena memoria a largo plazo, para recordar información que aumente su bagaje cultural general y específico de la profesión.
No voy a alargarme más en este punto ya que dedicaré una entrada al tema de la memoria, pero, resumiendo, tenemos que tener buena memoria y tratar de trabajarla.

Agilidad y fluidez verbal

Durante el proceso de intepretación existe una gran presión por el tiempo, por eso es necesaria la agilidad mental para ordenar el pensamiento, extraer ideas principales,  ser capaz de razonar y ordenar el pensamiento de forma ágil y rápida...
Pero no nos podemos olvidar de que la fluidez verbal también juega un papel muy importante, ya que es la que hace que no nos bloqueemos a la hora de usar un término u otro, de buscar sinónimos, de hacer paráfrasis...

Características éticas.

Sentido de la responsabilidad

Aquí entrarían las cosas que, al fin y al cabo, entran en cualquier trabajo: Tener cuidado y atención con lo que se hace,  cumplir con las obligaciones, preparar adecuadamente el trabajo, ser puntual...

Tolerancia

Como ya hemos dicho antes el intérprete no debe juzgar las situaciones o personas implicadas en el proceso comunicativo y debe respetar a todos los usuarios. 

Humildad

El interprete debe tener humildad suficiente como para reconocer limites y equivocaciones propias. Necesita humildad para aceptar una círitica constructiva por parte de los compañeros de trabajo y clientes.

Conocimientos generales

Algunos de los conocimientos que un intérprete debe tener:

Conocimientos profundos de las dos culturas (en este caso, sorda y oyente).
Cultura general buena.

Informacion actualizada.
Formación específica.
Lengua de signos actualizada.


Y hasta aquí la receta  del intérprete perfecto.           
                                                                          
¡A ver quién se atreve ahora a decir que no somos un buen partido!









2 comentarios:

  1. buenas...con respecto a la distancia profesional, estoy de acuerdo pero mi tesis de grado en interpretación musical con el uso de signos no convencionales aun cuando la música no posea letra...pienso que es inebitable mostrar sentimientos o emosiones en la interpretacion para ente caso en especifico....


    espero puedan ayudarme con sus comentarios...

    amado timaure...Venezuela

    ResponderEliminar
  2. buenas...con respecto a la distancia profesional, estoy de acuerdo pero mi tesis de grado en interpretación musical con el uso de signos no convencionales aun cuando la música no posea letra...pienso que es inebitable mostrar sentimientos o emosiones en la interpretacion para ente caso en especifico....


    espero puedan ayudarme con sus comentarios...

    amado timaure...Venezuela

    ResponderEliminar